Biodanzamos

  

 

 

 

Artículo

 

Biodanzamos y las herramientas de biodanza

Biodanzamos y las herramientas de biodanza que pone a nuestra disposición: música, movimiento, situaciones de encuentro con el otro. Pero toda práctica de crecimiento personal exige PACIENCIA, CONSTANCIA Y COMPROMISO

En toda sesión de biodanza se facilita la posibilidad de conectar con la emoción que te sugiere la música y el momento presente. Pero también me emociona el ver una buena película, o leer un buen libro. Veo la película cómodamente desde mi sofá, o desde la butaca del cine. Igual que cuando estoy leyendo una novela: lo hago cómodamente desde mi sillón.  Así mismo existen los cineforum y las tertulias de literatura, donde puedo expresar esas experiencias que he vivido al emocionarme ante esa película o esa novela. Entonces ¿que diferencia la vivencia de biodanza de la que puedo tener ante una pantalla de cine o un libro? Yo creo que hay dos cosas, una es el movimiento, al que ya he dedicado un apartado. La otra es la situación de encuentro íntimo y un feedback  con la otra persona. Íntimo porque es del alma. Feedback porque hay un recibir/entregar entre el otro y yo. Una experiencia sólo mía. Nadie puede experimentarla sino yo misma.

Yo, como facilitadora de biodanza, a través de la música, consignas y ejercicios que elijo, como si fueran los pinceles, los lápices de colores, pinturas, esmaltes, gomas de borrar, acuarelas, bolígrafos, rotuladores y un gran cuaderno en blanco, donde el practicante de biodanza vaya anotando su experiencia anímica sesión tras sesión. Yo pongo el material, el biodanzante escribe su experiencia en el cuaderno de su vida.

Y en biodanza sucede igual que cuando se escribe en la primera hoja de un cuaderno nuevo, al principio todo va muy suave, después cuesta un poco más, hasta que ya llevamos suficientes hojas escritas y entonces todo va mejor y más fluido.

 

Deja un comentario

error: ...